lunes, 24 de marzo de 2008

Esas pequeñas tonterías: el autobús y la "embarazada"

En la rutina del día a día vamos tan zombies, tan automatizados que a veces provocamos y muchas otras recibimos pequeñas tocaditas de cojones sin que a penas recaigamos en ello pero son detallitos que van llenando los cojoncitos y aquí de gota en gota, además de posibles embarazos no deseados, nos los llenan de tal manera que afecta sin darnos cuenta al resto de nuestra vida y nuestra relación con los demás.

Si esos detalles los reprimimos mal vamos, hay que neutralizarlos y suele ser fácil pero muchas veces no sabemos como hacerlo. Esto no es un blog de autoayuda de busca tu yo interior o cosas asi, es solo un manual práctico de defensa frente a los tocacojonamientos. No solo no consigues que no te afecten si no que el afrontarlos de modo justo y divertido te proporcionará una satisfacción increible.

La primera vez que sin entender muy bien como me olvidé de la corrección y me cagué en todo a lo grande fue hace unos años...

(cortinilla borrosa y cambio de plano)

Era otro tedioso día laboral más... clase por la mañana desde las 8 después del tocacojonamiento del autobus (que ya otro día cuento) hasta las 14h , a casa a comer, pasta, como no, y luego a las 16h vete a las prácticas del ciclo formativo de grado ¿superior?... Esto es otra tocacojonada y si, otro día la cuento, grácias fans :*** Sigo, salgo cabreado de las prácticas y voy hacia el bus, un frío de cojones y medio lloviendo, yo sin paraguas y la parada de esas económicas del palito y nada que te cubra mientras esperas... A los 10 minutos, eternos, o asi llega el autobus y yo me subo, pago y mientras recojo el tiquet que me devuelve la máquina ya me estoy sentando en el asiento de justo detras de la mampara del conductor... si, ese sitio donde cuando has ido alguna vez te obliga hipnoticamente a leerte todas las tarifas de TMB, pero que como yo ya tengo más que leidas pues olvidaba y miraba por la ventana, que bonita es la lluvia cuando estás a cubierto y la ves a través de un cristal medio empañádo que distorsiona las luces de los coches como si fuera navidad.

Con mi música a todo trapo y absorto en el belén contaminante voy pasando paradas sin darme cuenta ni de cuando hace una y de repente alguien me toca el brazo para llamar mi atención. Recupero la conciencia , miro al lado y sin oirlas aun porque no me dió tiempo de quitarme los auriculares veo a una joven y una señora mayor hablándome y poniendo caras feas... bufff... Me quito los cascos y la mujer joven me grita "es que no vas a dejarme sentar?!" mientras la señora mayor asiente y justo después añade esa frase tan especial que aprenden el día de la jubilación... "esta juventud ya no respeta nada".
Mi cara se trasformó en algo así como "Porque me grita esta loca?". La mujer joven la entendió y siguió



"es que no ves que estoy embarazada?"




a lo que lógicamente sin pensarlo baje los ojos y le mire el bombo, que bombo? si estàs plana? Seguro que no le bajó la regla, se compró el predictor y le salió embarazada y camino del médico sin saber si estaba ya de 1 semana o de casi 4 se sintió con el pleno poder de ser superior al resto. (Cuando se cede el asiento a una mujer embarazada es porque al final pesa tanto la tripa que la mujer acaba con los tobillos destrozados y debe reposar, pero no cuando el niño pesa medio gramo, digo yo vamos)

Sin acabar de creerme lo que me estaba pasando, el encontrarme con la tía más imbécil de toda la ciudad después de uno de los días más tocacojones y mientras la abuela iba soltando frasecitas a la mujer como para consolarla por todo el mal que yo le estaba haciendo a la vez que el autobus seguía mirandome, me levante y dejé que se sentará. La señora mayor entonces se fue para el final del autobús... ni siquiera iban juntas, solo se quedo ahí para.... tocar los cojones si...

Con varias miradas encima mio y con el orgullo herido porque analizandolo bien me sentí timado me quité los auriculares que me acababa de volver a poner y piqué en el brazo de la mujer como habia hecho ella. Su cara de sorpresa fué aun mayor que la mía porque debía sentirse por encima mio, con la sensación de haberme derrotado y no entraba en sus planes tener que volver a hablar conmigo. "si?" me dijo con cierta sorna... ahí lo vi claro:

"Pero tu me conoces? tu sabes de donde vengo? tu sabes mi situación? tu sabes si me duele algo? tu no sabes nada de mi y vienes y sin preguntar me gritas y me humillas alegando que estas embarazada que a saber si es verdad (y si conoces al padre). Y si a mi me doliera horrores la espalda? Y si tubiera un pie malo? Que te hace pensar que eres superior al resto? Quedese sentada pero usted no puede ir asi."


Si había alguien que aun no estaba mirandome a partir de ahi seguro que no quedó ninguno que no lo hiciera. La mujer se puso completamente roja , balbuceo algo monosilabico y miro para adelante, el cartelito de los precios. Yo me puse los cascos pero no satisfecho me quedé ahi al lado suyo para tocarle yo un poco los ovarios. A las pocas paradas se levantó, pico el avisador de parada y se quedó al lado de la puerta. Yo también me fuí ahí. Mientras el bus se acercaba a la parada dudaba de si ir más allá o no, de si ir y violarla y hacer que realmente estubiera embarazada y cuando diera a luz matarla y repartir sus restos entre los mcdonalds de la zona... Si ni te has immutado vete al médico por favor, no me interesaria tener de discipulos de rebotalostocacojones a locos de verdad. Sigo, me pongo a su lado y cuando se baja me bajo yo también y mirandola fijamente, ella se da cuenta, sabe que se pasó y entiende mi enfado pero no sabe hasta donde puedo llegar, que hay mucho loco tu xD asi que la sigo unos metros desde detras pero no justo detrás si no un poco al lado para que pudiera verme de reojo, le entro miedo y se metió en un quiosco y cuando entro veo que esta mirando para fuera agarrada al quiosquero.

Ella me hizo sentir mal por no cederle el asiento sin motivo y además con intención de humillarme además de quitarme el sitio sin razón después del puto día que habia tenido, pues yo le hice sentir vergüenza y un pelín de tensión. No fuí malo, solo algo gamberro pero con razón y eso me alegró el resto del día y eliminó toda la tensión de mi cuerpo y dormí como nunca.

Si alguna vez os pasa algo así , que seguro que tarde o temprano os pasará, ya sabeis por donde salir ;P

6 comentarios:

aLmu dijo...

fijo q la xikilla perdió al bebé x tu malafollá.... destructoreh! xDDD

Iaias tocawebos... ni me las nombres ¬¬ xDDDDDD

Ciberfor dijo...

Me he divertido leyendo tu narración, eres muy bueno; bueno, espero que hayas exagerado un poco la historia, "la verdad"; y si fue así del todo, no te sientas culpable, esas cosas pasan, y la vida sigue pasando de la peña, así que, escribe relatos, eres bueno en la narración.

Edmon dijo...

Hay mucha asquerosa/o suelta y petardas/os que se creen superiores, tansolo espero que mi reaccion sea tan acertada y tenga tanta mala ostia como la tuya cuando me pase algo parecido... porque no hay nada peor que cuando te pasa algo parecido y luego piensas; joder, le tendria que haver dicho... :( a ver si me acuerdo :P
-->xdon por lo del anterior comentario, tansolo queria arreglar una cosilla... :P<--

iakitxu dijo...

ya se que en frio es más fácil, por ello hubiera estado mejor arreglar el asunto sobre la marcha, y si cuando al verle tan plana le hubieras dicho que no parecía embarazada y que tu sin embargo tenias un (por ejemplo)cancer terminal de huesos y no podías ir de pie...-imaginación power- lo de seguirla y eso...pelín peligroso, pero para ti. te convierte en un acosador ella solo fué una tocapelotasss y la vieja , eso, una viejuna que tiene que meter baza para sentirse util. al decir lo del cancer la vieja se pone de tu lado y te regala un bocata de chopped y blablabla.saludos

DarK_JoPeA dijo...

me gusta tu blog, a partir de ahora hay un marcador nuevo en el firefox Saludos desde Alicante

life experiences dijo...

Teniendo más o menos tu edad, pasó que iba sentada en el autobús, y una abuela me empieza a incordiar diciendome eso de que "la juventud no tiene respeto hacia los mayores" "que no tenia educación por no cederla mi asiento" y así una y otra vez poniendome verde desde que montó hasta mi parada, momento en el cual, cogí mis muletas que tenía a los pies y me levanté. Entonces, la mmandé, educadamente a "tomar x ***"